11 3502 2586 - Italia 680, Tigre

Clases Grupales de Yoga

¿Querés fortalecer tu cuerpo, relajar tu mente y conocerte?

Eliminá tus dolores de cuerpo, calmá tu mente y sentite increíble con nuestras clases completas de Yoga. Usamos las herramientas tradicionales del Yoga, considerando los aspectos físico, energético, mental, devocional y filosófico.

¿Qué podes esperar de estás clases?

En un ambiente relajado, con música suave, donde eventualmente, nos reímos entre alguna que otra postura, vas a aprender a gestionar tus emociones con el uso correcto de la respiración y la localización de la conciencia. También a fortalecer y estirar tus músculos, con una transpiración moderada. Mantemos las posturas por un tiempo mínimo de 7 respiraciones. En todas las clases, hacemos pranayamas, meditación, mantras y terminamos con yoganidrá, o relajación acostados. Está es una experiencia completa de Yoga.

Nuestro Enfoque

La búsqueda principal es el desarrollo de la auto-observación. Las ásanas (posturas) se presentan como herramientas de conocimiento. Son realizadas desde “adentro hacia fuera”. Al despertar la capacidad de reconocerme y desarrollar mi propia conciencia corporal, voy progresando en mi práctica. La postura, la forma física, es una manifestación de la forma mental. Poder tomar conciencia de cuestiones como: desequilibrio, rigidez, bloqueos, tensiones, exigencia, nos permite ir captando que aspectos tenemos que reconocer y trabajar en nuestro interior.

El verdadero aprendizaje sucede en el proceso de armado y sostén de las distintas ásanas. La llave se encuentra en la experiencia individual. Descubrirnos a nosotros mismos mientras habitamos la postura, que nos propone la misma y cómo respondemos “aquí y ahora”. Nuestro ejercicio básico de enfoque es observar sin juicio el momento presente y poder incorporar esta intención al día a día. Pasar, de la mirada de la mente (ego), a la de la conciencia (Ser). Para abordar esta tarea necesitamos detenernos y hacer contacto con lo que sentimos.

Yoga hay uno solo. Hay muchas escuelas y diferentes caminos del Yoga por dónde empezar. Cada uno de ellos presenta contextos y matices diferentes de acercamiento a la práctica. Hay algunos enfoques más represivos (no comer carne, no tener sexo, etc.) y otros inclusivos. Sin embargo, todos convergen en el mismo objetivo: realizar el Ser o la iluminación. Si el Yoga es integral, basado en sus raíces antiguas y originarias, en una misma práctica encontrarás los elementos constitutivos de: Ásana Yoga, Rája Yoga, Bhakti Yoga, Karma Yoga, Jñána Yoga, Layá Yoga, Mantra Yoga y Tantra Yoga, así como las partes que integran las subdivisiones más modernas nacidas de esas ramas, tales como el Hatha Yoga, Kundaliní Yoga, Kriyá Yoga, Dhyána Yoga, Mahá Yoga, Suddha Rája Yoga, Swásthya Yoga, Ashtánga Yoga, y muchos otros.

Estrés

Estrés es el estado psico-orgánico producido por la percepción el desfasaje entre el potencial del individuo y el desafío que necesita enfrentar. Para administrarlo, no nos limitamos a proporcionar relajación. Mucho más importante es aumentar la energía del practicante para que su potencial suba y pueda enfrentar el desafío de arriba hacia abajo.

El estrés en sí no es algo malo. Sin él el ser humano sería vulnerable y no lograría luchar, trabajar o crear con la necesaria agresividad. Malo es el exceso de estrés o la falta de control sobre él. Entre un alerta psicofísico y otro, la persona tendría condiciones de rehacerse de ese estado de extrema tensión orgánica y mental. Para eso, sería preciso que hubiese una menor frecuencia de estados de tensión o, si no, ejercicios específicos para minimizar la fatiga generalizada de allí resultante y que produce una reacción en cadena de efectos secundarios, tales como infarto, presión alta, jaqueca, insomnio, depresión, nerviosismo, caída de productividad, caída de cabello, reducción de la capacidad inmunológica, herpes, problemas digestivos, úlcera, gastritis, impotencia sexual, dolores de espalda, y otros problemas de salud. Basta reducir el estrés para atenuar también todos esos efectos suyos, que, de otra forma, difícilmente cederían a un tratamiento de manera verdaderamente definitiva. La terapia resultaría ser meramente paliativa o un enmascaramiento de los síntomas.

El Yoga es uno de los recursos más eficientes para reducir el estrés a niveles saludables. Tal opinión consta en una gran cantidad de libros serios sobre el asunto y es compartida por un buen número de médicos que indican Yoga a sus pacientes estresados.
Por esa razón, son muchos los empresarios, ejecutivos, políticos, artistas y profesionales que van a buscar en el Yoga la dosis extra de energía y dinamismo que necesitan y, al mismo tiempo, el control del estrés. El noventa por ciento de las personas siente los efectos del combate del estrés ya en la primera sesión de Yoga bien conducida.

Algunas Opiniones:

Julián me ayudó a encontrarme. A ganar armonía, claridad mental, mejorar mí respiración y elongación. Además, es un profesor único, ya que con su corta edad hace un ambiente cálido, ameno, charlas que nos bajan un poco la excitación post laboral con la que llegamos para poder iniciar la clase más armoniosa, agregando un poco de humor a cada clase, eso es lo que hace la diferencia.

Laura Ciabatti - lciabatti81@gmail.com -

Administración Pública

Busque entrar en el mundo de la meditación sin saber bien que era. Pero me llamaba la atención y creí que necesitaba hacerlo para calmar un poco el ritmo de vida que hoy en día estaba llevando. En las clases de Juli aprendí un poco más de que se trataba, me sentí muy cómoda y me explico cada duda que tuve. La meditación es un hábito que te llena de energía, te ayuda a focalizar y prestar atención en el presente, a ver la vida de otra manera. Está llena de beneficios y solo te toma un ratito y se puede emplear en donde estés. ¡Lo recomiendo!

Florencia Gobetti

Recomiendo 100 % las clases de yoga en el Centro Dharma. Julián, el profesor y Director del centro, es una persona muy dedicada a la práctica y a la enseñanza. Es muy claro al guiar cada postura, logrando que uno se sienta cómodo y a gusto.

Romina Piñedo

Preguntas Frecuentes

¿Cuál es la duración de las clases?

Todas las clases son de 90 minutos.

¿Hay clases específicas para principiantes y avanzados?

No hay clases según nivel. Todas las personas pueden participar de todas las clases más allá de su nivel de experiencia.
El objetivo de las clases es que cada uno las realice a su ritmo, sin exigencias de búsqueda de la perfección en las posturas. Sino más bien, se busca integrar cuerpo y mente, para relajar el sistema nervioso y mejorar el estado íntegro de la persona.

Para las clases grupales el límite de edad es de 50 años, excepciones con certificado médico y que se sientan cómodos en la dinámica y ritmo de la clase.

¿Tengo que llevar mi propio MAT a la clase?

No. El centro dispone de un piso de goma antideslizante y antibacterian de 20 milimetros de espesor ideal para practicar yoga. Recomendamos traer una toalla pequeña para secarse en caso de transpiración.

¿Qué tipo de ropa debo usar?

La ropa debe ser fresca, liviana, suelta o al cuerpo según gustos personales.

¿Puedo recuperar una clase si falto?

Si. Las clases se recuperan dentro del período de 30 días desde el último pago, en cualquiera de los demás días y horarios que ofrece el centro, siempre que haya disponibilidad de espacio y avisando previamente.

¿Los días feriados hay clases?

En general no. Se avisará con anticipo si el centro abre en feriados.

Comenzá un camino interior de evolución

No pierdas más tiempo. Entrená tu cuerpo, mente y espiritú.